viernes, 27 de abril de 2012

Adelgazar con "Incinerador De Grasa"


 Rob Poulos, creador del programa para adelgazar "IncineradorDeGrasa"

Declara categóricamente, "cuando se tiene sobrepeso u obesidad, o lo que el mundo que no tiene problemas de peso simplemente llama “grasa”, abundan muchas ideas erróneas. Ellos creen que quienes sufren para adelgazar o mantener una pérdida de peso saludable, simplemente son cerdos que no pueden controlarse a sí mismos. Sabemos que para la mayoría de los que padecen estas circunstancias, ese no es el caso".

¿Quieres Quemar Grasa Mientras Comes Rico y Sano? ---> Haz clic aquí <---


Antojos

Para muchos de nosotros, nos resulta imposible pelear contra esos antojos por alimentos que no le agregan ningún valor nutricional a nuestras dietas, porque tienen muchas calorías, grasa y azúcar. La manera en que respondemos a estos antojos juega un papel importante en nuestro éxito para adelgazar y subsecuentemente, mantener esa pérdida de peso.

Continúa diciendo, " Casi todas las fuentes de material para perder peso que te encuentras, incluyéndome a mí, te dicen que es muy importante que reduzcas la cantidad de azúcar, grasa, comida rápida y bocadillos en tu dieta. Lo intentas, quiero decir que de verdad lo intentas, pero algunas veces tu anhelo por estos alimentos ocasionalmente domina tu razón y lo satisfaces, haciendo que te odies después. Es un ciclo vicioso que para muchos de nosotros representa un retroceso en nuestra pérdida de peso".

"Olvídate de lo que dicen los estereotipos sobre el sobrepeso, ya que resulta que controlar los antojos es más que solamente “mente sobre materia” la mayor parte de las veces".

Controla los Antojos

De acuerdo con un estudio de 2011 publicado en el Journal of Clinical Investigation la capacidad para controlar los impulsos para comer comida chatarra está predeterminada en los cerebros de las personas obesas. Esto no significa que las personas obesas sean totalmente incapaces de controlar lo que comen y la cantidad en que lo consumen, más bien significa que les resulta tremendamente más difícil.

Este estudio debería de darte un cierto alivio, ya que ahora sabes que no solo se trata de que seas glotón, sino que tienes que luchar más duro para evitar caer en la tentación y comer en exceso alimentos poco saludables altos en calorías.

La Ciencia del Control de los Impulsos

Lo que nos enseña este estudio publicado en el JCI es que no solo se trata de no poder controlar tus antojos. Los investigadores les mostraron fotografías de alimentos altos en calorías (papas fritas), bajos en calorías (ensaladas), así como de artículos no alimenticios, a participantes obesos y no obesos, y monitorearon sus cerebros usando un escáner de resonancia magnética funcional.  Mediante la manipulación de los niveles de azúcar en la sangre de los participantes, los investigadores pudieron ver la manera en que reaccionaba el cerebro ante el estímulo de las imágenes de alimentos y de no alimentos.

Cuando ambos grupos tenían baja la azúcar en sangre, la región del cerebro responsable de las recompensas se activaba, lo que disparaba un antojo por alimentos altos en calorías. Sin embargo, cuando los niveles regresaban a un nivel normal, el grupo no obeso experimentaba un aumento en la actividad de la corteza pre-frontal, la cual controla el control de impulsos, haciendo que se sintieran menos interesados en dichos alimentos altos en calorías.

Sin embargo, en el caso de los participantes obesos, no era tan sencillo. Cuando los niveles de azúcar en sangre regresaban a su nivel normal, ellos seguían mostrando actividad en la sección de recompensas del cerebro, manifestando su antojo por alimentos altos en calorías.

¿Qué Significa Esto?

Este estudio es importante para darnos una perspectiva del crecimiento epidémico de la obesidad alrededor del mundo, y particularmente en los EE.UU. Una de las cosas más útiles que podemos recoger de este estudio, es que no solo se trata de evitar estos alimentos cuando combatimos los antojos. El coautor de este estudio Rajita Sinha indicó que no solo son los alimentos por si mismos, sino que también se trata de las señales de comida que incluyen anuncios impresos y de televisión de alimentos altos en calorías.

En un mundo centrado en la tecnología como el nuestro, resulta virtualmente imposible ignorar los millones de anuncios cuando manejamos por las calles, navegamos por la red o miramos nuestros programas favoritos de televisión. Podrías adelantar los comerciales como lo hago yo, pero eso solo elimina parte del problema.

Entonces... ¿Qué hacer?

La respuesta más sencilla es la que has recibido una y otra vez: comer comidas y bocadillos sanos. Pero, es algo más que solamente comer estos alimentos, es comerlos para estar seguros de que mantienes normal tu nivel de azúcar en sangre. Esto te ayudará a controlar tus antojos por alimentos altos en calorías; sin embargo, otro coautor de este estudio sugiere que comas frecuentes comidas saludables junto con refrigerios saludables, para garantizar que aunque tu cerebro siga queriendo alimentos altos en calorías, tu estómago esté lo suficientemente lleno como para que no haya espacio para la comida chatarra.

Consejos Para Combatir Los Antojos

Ahora que sabes que tu cerebro es parcialmente responsable de la manera en que respondes a los antojos, puedes tomar medidas para disminuir su influencia en lo que comes. Esta es la parte importante que debes de recordar, solo porque tu cerebro tiene antojo de algo alto en calorías, no significa que tengas que darle lo que quiere.

A continuación encontrarás algunos consejos que te ayudarán a combatir los antojos por alimentos altos en calorías cuando estos te atacan:

• Consume frutas y verduras como refrigerios. Tienen mucha fibra que te llenará sin tantas calorías.

• Siempre ten a la mano un refrigerio saludable. Lleva contigo nueces, un plátano o manzana, para que cuando se te antoje algo alto en calorías tengas al alcance algo más sano para comer.

• Procura comer de 4 a 5 comidas pequeñas al día, en lugar de 3 grandes.

• Planea tus comidas y refrigerios con anticipación para que no prefieras la comodidad (comida rápida) por encima de una opción sana.

• Asegúrate de desayunar todas las mañanas, este estudio mostró que quienes comían su primera comida después del medio día tenían tan baja su azúcar en sangre que seguían comiendo más allá de su punto de saciedad.

• Prepara más proteínas magras, se digieren más lentamente, por lo que tu apetito queda satisfecho por un periodo de tiempo más largo, y no tendrás espacio para esos alimentos altos en calorías que se te antojan.

Prepara tu mente, cambia tus hábitos perjudiciales para tu salud, comprenderás que es más fácil de lo que puedas imaginar, adelgazar y mantenerte equilibrado y en armonía. Puedes comenzar ahora mismo con la pérdida de peso, combatiendo la obesidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario